¿NECESITAS COMBATIR EL ESTRÉS?

¿NECESITAS COMBATIR EL ESTRÉS?

Son muchos los factores que día a día hacen que llevemos un ritmo de vida que tarde o temprano nos pasará factura. La familia, el trabajo y sus problemas relacionados hacen que lleguemos a situaciones que no somos capaces de abordar. Sabemos que es muy difícil evadirse de ellos y dejarlos a un lado, pero si podríamos ayudarnos con algunos remedios naturales que nos ayuden a sobrellevarlos. Entre estos están los “adaptógenos”, sustancias que preparan tu organismo para la situación que tienes que afrontar. Podríamos nombrar algunos como la rhodiola o el eleuterococo. Si estos se combinan con azafrán, magnesio o triptófano, contribuirán a mejorar tu estado de ánimo y tu bienestar emocional.

Rhodiola (Rhodiola Rosea)

  • Reduce los niveles de estrés; los adaptógenos tienen la habilidad de potenciar las defensas del organismo para combatir el estrés y evitar el daño que este produce en nuestro cuerpo.

  • Ayuda a combatir la depresión; la rhodiola ayuda a mantener niveles adecuados de la hormonas conocidas como “hormonas de la felicidad”

  • Es rica en antioxidantes, lo cuál retrasa considerablemente el envejecimiento celular y el daño oxidativo.

  • Combate el insomnio; al estabilizar los niveles de las hormonas antes mencionadas, (hormonas de la felicidad), se regula el ritmo circadiano, lo cuál nos permitirá descansar mucho más y mejor durante la noche y nos sentiremos con mucha más energía al día siguiente.

  • Mejora la memoria, ayuda a reducir el cansancio mental y aumenta el estado de ánimo, por lo que es beneficioso para estudiantes en épocas de exámenes o para trabajos que requieran una gran concentración y fuerza mental.

Eleuterococo (Eleutherococcus senticosus)

  • Aumenta la velocidad, la calidad y la capacidad para realizar un esfuerzo físico.

  • Estimula el sistema nervioso, lo cual aumenta la concentración intelectual y tiene propiedades inmunoestimulantes.

Azafrán (Crocus sativus)

  • Contribuye al equilibrio emocional, ayuda a mantener un buen estado de ánimo y de relajación mental y físico.

Sabemos que es muy difícil abrir tus sentimientos y emociones ante personas que están fura de tu ámbito familiar, pero recuerda que tu farmacéutico de barrio, el de confianza, está ahí para ayudarte y aconsejarte en lo que necesites. No dudes en consultarle.

Escrito por: Rocío Soltero

2019-02-22T09:47:46+00:00

Deja tu comentario